lunes, 2 de noviembre de 2009

El perro sin pelo del Perú (Canis familiaris)

Foto: Consuelo Vargas / Archivo

El perro sin pelo del Perú -tal como su nombre lo indica- es una raza canina que convive con nosotros desde la época de los incas. Nuestros ancestros lo criaban como mascota y le atribuían propiedades curativas. Y es que su cuerpo llega a una temperatura mayor que la de los demás perritos, gracias a lo cual sus dueños se abrigaban con ellos. Además al no tener pelos, son suaves y no provocan alergias.
Cuando llegaron los españoles a nuestro país trajeron sus propios animales, entre ellos perros grandes y agresivos, que eran usados en las guerras. Por el contrario, aquí se encontraron con nuestros canes de tamaño pequeño, de dientes chicos y sin pelaje. Casi desaparecen a esta raza de canes, al igual que casi lo hacen con muchas plantas y otras especies como los guanacos, las llamas, etcétera.
El perro sin pelo del Perú fue considerado un perro feo y mestizo, que sobrevivió en algunas zonas de nuestro país como Piura y Lima (Pucusana).
En la década del 80 el ingeniero Ermanno Maniero hizo que esta raza sea reconocida por el Kennel Club. Esto se realizó justo a tiempo ya que los alemanes casi lo registran como una raza suya.
Actualmente el perro sin pelo del Perú ha ganado fama internacional y tiene muchos atributos que otros no poseen. Es un perro sumamente limpio, cariñoso y no tienen pulgas, gracias a lo cual no sufren de alergias. Esto lo convierte en la mascota soñada para las personas asmáticas. Puedes encontrarlo en tres tamaños: chico, mediano y grande. Algunos tienen pelos en la cola y en la cabeza.
Pero atención a un detalle: no todos los ejemplares de esta raza nacen sin pelo, es decir, hay algunos que sí tienen pelaje. A veces, de una camada de dos perros de esta raza nace uno con pelo. Ese cachorro no se debe perder porque posee un genoma que debemos guardar y seguir cruzando para que su raza persista. Aún no está registrado pero existe.
Si deseas una mascota de esta raza queremos hacerte una observación: conversa con tu médico veterinario sobre los cuidados que debes tener respecto a su piel, pues los rayos solares pueden causarle serios problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...